Al igual que se evalúan los riesgos físicos a los que se ve expuesto un trabajador en su puesto de trabajo y los de las instalaciones en las que desarrolla sus tareas, la LPRL 31/1995 establece que deben contemplarse todos los factores de riesgo, incluidos los de carácter psicosocial.
La mayoría de las empresas y empresarios son conscientes de la necesidad de cumplir con ciertos requisitos de la Prevención de Riesgos Laborales: formación, Evaluación de Riesgos del puesto, de las instalaciones,… sin embargo, aún queda mucho que hacer respecto a los riesgos psicosociales. Incluso, en ocasiones se suele dar por supuesto que una encuesta de clima puede ser suficiente para cubrir el expediente
Una de las grandes dudas que surgen es: ¿Cómo hacer una Evaluación de Riesgos Psicosociales?

1. Sensibiliza a la dirección de la necesidad de realizar la inversión. Para lograr el objetivo es necesario te invito a que no te acojas sólo a “es obligatorio”. Utiliza argumentos económicos para que sean conscientes de cómo tener a empleados desmotivados y poco comprometidos afecta al absentismo, presentismo,… En las ocasiones, en las que la realización de la evaluación es un requerimiento de la inspección, es posible omitir este paso.

2. Informa al Comité de Seguridad y Salud de la realización de la Evaluación e intentar acordar una metodología. Es muy importante involucrarles en el proceso

3. Comunicación y Sensibilización a los empleados: informa a toda la población qué es la Evaluación de Riesgos Psicosociales y en qué consiste, cuál va a ser el proceso, cómo se van a gestionar los datos, la importancia de que aporten su opinión y, obviamente, insistir en que es anónima y confidencial. Que no se facilitarán datos a menos que haya un mínimo de respuestas para evitar que se pueda identificar quien o quienes han contestado.

4. Lanzamiento del cuestionario de la Evaluación de Riesgos: puede realizarse online. Puede ser llevado a cabo por la empresa aunque recomiendo mejor utilizar la colaboración de un Servicio de Prevención Ajeno porque garantiza el tratamiento de los datos y evita que los empleados puedan dudar sobre el cumplimiento del anonimato y la confidencialidad.

En ocasiones, también se realiza el análisis cualitativo incorporando entrevistas personales o grupales.

5. Informe con los resultados globales y por departamentos/ áreas si existieran datos. El servicio de prevención de la empresa o el ajeno en caso de haber sido contratado, emitirá un informe con los datos recopilados subdividido en las diferentes variables analizadas en función de la metodología escogida.

6. Establecer la programación de actividades y su prioridad para reducir los riesgos psicosociales detectados.

7. Implantación de medidas correctoras y valorar su efectividad.

 

Obtén ayuda experta